Las leyes estatales y federales contra la discriminación prohíben a los empleadores y posibles empleadores discriminar a las personas por su edad. Específicamente, la Ley federal de Discriminación por Edad en el Empleo ("ADEA") y sus contrapartes estatales, como la Ley de Empleo y Vivienda Equitativa de California ("FEHA"), protegen a los trabajadores de por lo menos 40 años de edad de la discriminación por edad. Si ha sido discriminado en función de su edad, tendrá que probarlo ante una agencia gubernamental o ante un tribunal.

Parte uno de cuatro:
Comprender la discriminación por edad

  1. 1 Comprenda los conceptos básicos de la ley federal contra la discriminación. La ley federal prohíbe que los empleadores o posibles empleadores discriminen en su contra debido a su edad. En consecuencia, los empleadores no pueden discriminar con respecto a ningún aspecto del empleo, como despedir, contratar, pagar, promociones, despidos, capacitaciones, beneficios complementarios u otras condiciones de empleo.[1] El principal factor de motivación debe haber sido tu edad; no se puede mezclar con otras razones legítimas (como querer controlar los gastos).[2][3] Los ejemplos de acciones adversas pueden incluir:
    • No fuiste contratado porque el empleador no quiere una "cara vieja" en la empresa.
    • Su supervisor le paga menos que sus colegas más jóvenes, aunque su rendimiento sea equivalente.
    • Usted es acosado por su edad.
  2. 2 Verifique si se aplica una ley estatal. Algunos estados también aprobaron sus propias leyes de discriminación por edad y crearon Agencias de Prácticas Justas de Empleo para investigar violaciones de la ley. Estas leyes pueden brindar protección a los empleados que no están cubiertos por la ley federal.[4]
    • Para encontrar su ley estatal, realice una búsqueda básica en Internet. Escriba "su estado" y "discriminación por edad" en su navegador web favorito. Si no puede encontrar nada, consulte el Departamento de Trabajo de su estado.
  3. 3 Reúnase con un abogado. Para entender si los hechos de su caso califican como discriminación por edad, debe reunirse con un abogado experimentado. Tampoco deberías esperar. Si lo han despedido, entonces su empleador puede otorgarle una exención y liberarlo para que lo firme a cambio de una indemnización por despido. Tienes 21 días para considerar la oferta.[5]
    • Si firma una exención y lo libera a sabiendas y voluntariamente, perderá su capacidad de presentar una demanda por discriminación por edad. En consecuencia, debe hablar con un abogado lo más rápido posible.
    • Para encontrar un abogado de empleo con experiencia, debe visitar la asociación de abogados de su estado, que debe ejecutar un programa de referencia.

Parte dos de cuatro:
Recopilación de pruebas de discriminación por edad

  1. 1 Realiza tus evaluaciones de rendimiento. Probar la discriminación por edad será más fácil si tiene un historial de evaluaciones de desempeño estelar. Muy pocos casos de discriminación por edad implican evidencia de "pistola humeante" que su empleador discriminó en su contra en función de la edad. En cambio, deberá usar evidencia circunstancial. Probar la discriminación por edad basada en evidencia circunstancial será más difícil si hay quejas legítimas sobre su desempeño laboral.
    • Reúna todas las copias de sus evaluaciones de desempeño y busque quejas. Si recibiste comentarios negativos sobre tu asistencia, por ejemplo, entonces deberías esperar que tu empleador culpe a tu degradación o despedirte de tu asistencia, incluso si lo que secretamente motivó a tu empleador era tu edad.
  2. 2 Comentarios de documentos hechos sobre su edad. Si su jefe u otro supervisor hicieron comentarios negativos sobre su edad, querrá documentarlos lo mejor que pueda.[6] Debe anotar el día y la hora en que se hicieron los comentarios, así como quién los hizo.
    • Si los comentarios se hicieron en un correo electrónico, imprima el correo electrónico y consérvelo. Esta será una evidencia útil.
    • Si los comentarios fueron hechos a otro compañero de trabajo, escriba el nombre del compañero de trabajo y el contenido de los comentarios.
  3. 3 Tenga en cuenta las edades de los que no se ven afectados por un despido. Si fue despedido, querrá saber las edades de los afectados y los que fueron retenidos. Este tipo de evidencia estadística puede ser útil para establecer la discriminación por edad.[7]
    • Aunque no puede saber con precisión las edades exactas de sus compañeros de trabajo, debe tener un sentido general, que es suficiente para plantear un reclamo de discriminación por edad. Más tarde, si presenta una demanda, deberá obtener las edades exactas para los demás afectados. Puedes hacer esto en un proceso llamado descubrimiento.
  4. 4 Busque otras demandas por discriminación por edad. Debería ver si su empleador ha sido demandado por discriminación por edad antes. Aunque esta evidencia no es prueba de que su empleador discriminó, podría ayudar a demostrar un patrón.
    • Además, puede obtener acceso al descubrimiento, que generalmente se hace público. Como parte de una demanda, otro demandante puede haber revelado memos internos o políticas confidenciales que muestran una política de discriminación por edad. Alternativamente, otro demandante puede haber recopilado evidencia estadística que sería útil para su caso.
    • Si tiene un abogado, entonces el abogado podría buscar otras demandas relacionadas con su empleador. Si desea hacer una búsqueda usted mismo, entonces probablemente necesite hablar con el secretario del tribunal sobre cómo acceder a los archivos judiciales. En los tribunales federales, muchos archivos de casos están disponibles en línea, pero en muchos tribunales estatales solo hay copias en papel disponibles.

Parte tres de cuatro:
Denunciar la discriminación por edad a una agencia gubernamental

  1. 1 Encuentra la oficina adecuada. Puede optar por presentar una queja (llamada "cargo") ante la Comisión federal de igualdad de oportunidades de empleo (EEOC) o ante una agencia estatal equivalente. Generalmente, las agencias estatales brindan más protecciones a los trabajadores que la agencia federal.
    • En ocasiones, debe presentar una denuncia ante una agencia estatal porque las leyes federales contra la discriminación podrían no aplicarse a su lugar de trabajo. Por ejemplo, es posible que su empleador no haya empleado al menos a 20 personas durante al menos 20 semanas calendario (lo cual es requerido por la ley federal).[8] Además, algunas leyes estatales pueden proteger contra la discriminación por edad para menores de 40 años.[9]
    • Si presenta un cargo ante la oficina estatal o federal, el cargo se archiva automáticamente en la otra oficina.[10]
  2. 2 Presente un cargo con la EEOC. Puede presentar un cargo ante la EEOC visitando la oficina local más cercana. Hay un mapa en el sitio web de la EEOC de las 53 oficinas locales. Debe comunicarse con la oficina más cercana para preguntar si debe hacer una cita o si son aceptables las citas sin cita previa.
  3. 3 Escribe una carta a la EEOC. Si no hay una oficina local cerca de usted, entonces puede presentar un cargo escribiendo una carta. Asegúrese de que la carta incluya la siguiente información:[11]
    • su nombre, dirección y número de teléfono
    • el nombre, la dirección y el número de teléfono de su empleador
    • la cantidad de empleados empleados allí
    • una breve descripción de los eventos que usted cree que fueron discriminatorios
    • cuando los eventos tomaron lugar
    • esa discriminación de edad fue la motivación para los eventos discriminatorios
    • su firma
  4. 4 Presente un cargo ante la agencia estatal. Es posible que pueda presentar un cargo ante una agencia administrativa del estado en lugar de con la EEOC. El proceso variará de estado a estado. En California, por ejemplo, primero debe presentar una "consulta previa a la queja", que se puede hacer de una de estas cuatro formas:[12]
    • Llame al 800-884-1684 (o al 800-884-1684 si es sordo o tiene problemas de audición).
    • Imprima y envíe por correo un formulario de consulta a cualquier Oficina del Departamento de Empleo y Vivienda Justa. El formulario está disponible en https://www.dfeh.ca.gov/complaint-process/complaint-forms/.
    • Complete el formulario de Consulta y envíelo por correo electrónico a [email protected]

Parte cuatro de cuatro:
Probar la Discriminación por Edad en el Juicio

  1. 1 Comprenda cuándo puede demandar. No puede entablar una demanda privada contra su empleador hasta que presente un cargo ante la EEOC. Puede presentar una demanda en cualquier momento después de que hayan transcurrido 60 días desde la fecha en que presentó su cargo (pero no más de 90 días después de que la investigación haya concluido).[13]
  2. 2 Preparar a los testigos Para probar la discriminación por edad en el juicio, deberá presentar pruebas en forma de testigos y pruebas documentales. Usted o su abogado deben revisar las pruebas que reunieron y contactar a cualquier persona que haya visto o escuchado acciones discriminatorias de parte de su empleador.
    • Su abogado puede preparar a los testigos mediante un simulacro de examen. El propósito de este ejercicio es que el testigo se sienta cómodo respondiendo preguntas. La preparación adecuada es importante para que sus testigos parezcan creíbles.
    • Puede obligar a la asistencia de sus testigos emitiéndoles una citación para asistir al juicio. Las citaciones generalmente se pueden obtener del secretario de la corte. Una vez completados, deben ser entregados a los testigos, ya sea por correo postal o personalmente. Pregúntele al secretario de la corte los métodos aceptables de servicio.
  3. 3 Probar un tratamiento diferente en el juicio. Hay dos maneras de probar la discriminación por edad: "tratamiento dispar" e "impacto dispar". El tratamiento dispar significa que usted recibió un trato diferente debido a su edad. El tratamiento dispar es la discriminación intencional.[14]
    • Para proceder según esta teoría, deberá demostrar que tiene 40 años o más y que está calificado para su trabajo. Además, debe demostrar que sufrió una acción laboral adversa y que las personas menores de 40 años no recibieron el mismo trato.[15]
    • Una vez que demuestre estos elementos, la carga se traslada al empleador demandado para probar una razón legítima para la acción que no sea discriminatoria. Si el empleador cumple con esa carga, entonces debe demostrar que la "razón legítima" es en realidad un pretexto.[16]
  4. 4 Probar un impacto diferente en el juicio. Impacto disparejo significa que el empleador usó una política neutral que, sin embargo, tuvo un impacto desproporcionado en las personas de 40 años o más.[17] La evidencia estadística es particularmente útil con estas afirmaciones.
    • Una vez que el demandante muestra un impacto desigual, el empleador debe demostrar que el impacto negativo se basa en un factor razonable que no sea la edad.[18]
    • Un factor comercial razonable es uno razonablemente diseñado y administrado para lograr un propósito comercial legítimo. Por ejemplo, si un departamento de policía requiere que los solicitantes pasen una prueba de aptitud física, probablemente tengan un objetivo comercial legítimo al requerir la prueba si midieron con precisión la velocidad y la fuerza necesarias para el trabajo.[19]
    • Sin embargo, si tal prueba física se usó para programadores de computadoras, entonces es poco probable que la prueba tenga un propósito comercial legítimo, ya que la velocidad y la fuerza no son características necesarias para los programadores de computadoras.